LÍPIDOS


Características:
  • Los lípidos, comúnmente llamados grasas, son compuestos orgánicos que se componen de carbono, hidrógeno y oxígeno. En realidad las grasas pertenecen al grupo de las sustancias llamadas lípidos y vienen en forma líquida o sólida. Todas las grasas son combinaciones de los ácidos grasos saturados e insaturados.
  • Los lípidos son una de las principales fuentes de energía y facilitan la absorción las vitaminas. Son importantes para un crecimiento adecuado y para mantener nuestro cuerpo saludable. Son una fuente especialmente importante de calorías y nutrientes para los niños pequeños. También brindan más sabor a los alimentos y ayudan a sentirse satisfecho.
  • Los lípidos son uno de los tres nutrientes (junto con las proteínas y los carbohidratos) que le proporcionan calorías al cuerpo. Proporcionan 9 calorías por gramo, más del doble que los carbohidratos o las proteínas.
  • Son esenciales para el funcionamiento adecuado del organismo, debido a que proporcionan los ácidos grasos esenciales que no son elaborados por nuestro cuerpo, por lo que deben obtenerse de los alimentos. Los ácidos grasos esenciales son el ácido linoleico y el ácido linolénico, los cuales son importantes para controlar la inflamación, la coagulación de la sangre y el desarrollo del cerebro.
  • El DHA (ácido docosahexaenoico) es un ácido graso esencial poliinsaturado de la serie omega-3, fundamental para el desarrollo de los ojos y el cerebro. Este ácido graso, que se encuentra sobre todo en alimentos de origen animal, pueden ser sintetizado por nuestro organismo a partir de otros ácidos grasos como el alfa-linolénico. De esta manera, este importante nutriente, se encontrará en la leche materna siempre y cuando la madre se asegure de incluir en su dieta fuentes de ácido linolénico, tales como aceites de semilla de lino, de chía o de canola. Por otro lado, la leche tendrá niveles adecuados de DHA reduciendo el consumo de otros aceites como el de maíz o girasol, y limitando el consumo de alimentos que contengan grasas hidrogenadas (que contienen ácidos grasos trans). La razón es que el ácido linoleico y los ácidos grasos en forma trans interfieren con la síntesis de DHA.
  • La mejor fuente de Omega-3 para las personas vegetarianas es el aceite de chía o de lino. Estos aceites se pueden consumir solos o condimentando ensaladas, vegetales y cereales.
  • La grasa sirve como sustancia de almacenamiento para las calorías extras del cuerpo y además, llena las células adiposas (tejido adiposo) que ayudan a aislar el cuerpo. Las grasas también son una importante fuente de energía, cuando el cuerpo ha consumido las calorías de los carbohidratos, que ocurre después de los primeros veinte minutos de ejercicio, comienza a depender de las calorías de la grasa.
  • Las grasas saturadas son la causa dietética más grande de niveles de LDL (“colesterol malo”) altos. Al mirar la etiqueta de un alimento, se debe prestar mucha atención al porcentaje de grasa saturada, evitando el consumo de cualquier alimento que tenga un nivel alto. Las grasas saturadas se deben limitar al 10% de las calorías y son grasas que se encuentran en productos animales como la manteca, el queso, la leche entera, los helados, la crema de leche y las carnes grasosas. Estas grasas también se encuentran en algunos aceites vegetales, como el aceite de coco y el aceite de palma, pero la mayoría de los otros aceites vegetales contienen grasa insaturada y son saludables. Comer excesivamente grasas saturadas es uno de los mayores factores de riesgo de cardiopatía. Una dieta alta en grasas saturadas hace que el colesterol se acumule en las arterias. También incrementa el riesgo de volverse obeso, que es un factor de riesgo alto de cardiopatías y de algunos tipos de cáncer.
  • Las grasas insaturadas ayudan a bajar el colesterol en la sangre si se utilizan en lugar de las grasas saturadas. Sin embargo, las grasas insaturadas tienen muchas calorías, de tal manera que aún es necesario limitar su consumo. La mayoría de los aceites vegetales, aunque no todos, son insaturados.
  • Los ácidos grasos trans se forman cuando el aceite vegetal se endurece (un proceso llamado hidrogenación) y pueden elevar los niveles de LDL, al igual que bajar los niveles de HDL (“colesterol bueno”). Estos ácidos se encuentran en los alimentos industrializados, frituras, comidas rápidas, productos comerciales horneados (bizcochos y galletas), alimentos procesados y margarinas.
  • Las grasas hidrogenadas se refiere a los aceites que se han endurecido, como la margarina y la mantequilla. Las grasas parcialmente hidrogenadas significa que los aceites están sólo parcialmente endurecidos. Los alimentos hechos con aceites hidrogenados se deben evitar debido a que contienen niveles altos de ácidos grasos trans.
  • Se recomienda leer atentamente los ingredientes en la etiqueta de cada producto procesado, buscando especialmente el nivel de grasa saturada. Prestar especial atención en las etiquetas de los alimentos a las palabras como “hidrogenada” o “parcialmente hidrogenada”. Estos alimentos están cargados de grasas dañinas.
  • El aceite vegetal líquido, las margarinas suaves y las margarinas libres de ácidos grasos trans son preferibles a la manteca, a la margarina en barra o a la grasa para pastelería.
  • Siempre ha habido preguntas sobre por qué el tipo de dieta y la obesidad son factores de riesgo independientes del cáncer de colon. Un estudio del Carmen Sapienza, profesor de patología del Instituto Fels de Investigación sobre el Cáncer y Biología Molecular de la Universidad Temple, sugiere cómo y por qué las dietas ricas en grasa se relacionan con el cáncer de colon. “Estos alimentos cambian los patrones de metilación de los genes de insulina de una persona, de forma que se expresan de forma distinta, produciendo más insulina de la que el organismo requiere”, explicó Sapienza. “En las personas que sufren de cáncer de colon, las vías metabólicas de la glucosa y las vías de señalización de la insulina funcionan a niveles completamente distintos que las de las personas que no sufren de esa enfermedad”. “Las células cancerosas adoran la insulina, y los estudios han mostrado que los tumores se alimentan de insulina”, anotó Sapienza.
  • Las grasas de origen animal son sustancias altamente adictivas, y algunos estudios comparan su grado de adicción con el de la heroína. Durante casi tres años el Profesor Paul Kenny, de Scripps Research Institute en Florida estudia las bases biológicas de la adicción a la grasa. Haciendo estudios con animales de laboratorio descubrió, que como muchas personas, las ratas adoran el chocolate y el queso, y al igual que los adictos, seguirían comiendo todo el día estas grasas si se les da la oportunidad. Después de sólo un corto período de atracones de comida con alto contenido de grasa, las ratas de laboratorio necesitaban mayores cantidades de estos alimentos para que su cerebro registre el mismo efecto de placer. Lo que estos científicos encontraron no es más que el espejo de la experiencia diaria de mucha gente, pero sin embargo, lo impactante es que el efecto no deseado de estos alimentos en el cerebro es similar al de drogas tan fuertes como la heroína. Las grasas son sumamente adictivas cuando son muy dulces (chocolate, dulce de leche, yogurt) o saladas (queso, jamón, hamburguesa, salchicha y otros embutidos). En este estudio, publicado en el año 2010 por la revista Nature Neuroscience, los animales fueron divididos en tres grupos. El primer grupo recibió cantidades normales de alimentos sanos, el segundo se alimentaba con normalidad pero también se le dió una hora diaria de acceso a la comida chatarra, y el tercer grupo tuvo acceso casi constante a los dulces con grasas y las carnes grasas. Se observó, que aunque el segundo grupo comía en exceso durante su hora de comida basura, ninguno de los dos primeros grupos experimentaron ningún efecto adverso en la salud. Las ratas del tercer grupo, sin embargo, rápidamente se convirtieron en obesas. Observando los centros de placer de las ratas notaron que durante las actividades placenteras como comer alimentos con sabor intenso, el cerebro libera mucha dopamina, un neurotransmisor asociado con la sensación de recompensa. Mientras las ratas obesas comían más y más comida chatarra, los circuitos de sus cerebros se sobrecargaron de recompensa hasta que se saturaron. Así los receptores de dopamina fueron menos sensibles, y las ratas necesitaban más azúcar y grasas para registrar una sensación de placer, y se convirtieron en comedores compulsivos. Este es el mecanismo neurofisiológico típico que se ve en los casos de adicción severa a una sustancia. Después del consumo de drogas, nuestro cerebro no queda intacto, ya que se producen profundas modificaciones en el cerebro. “Están en un estado de déficit de recompensa, por lo que ahora son más motivadas para obtener alimento gratificante, lo que perpetúa el círculo vicioso aún más “, dijó Paul Kenny, y concluyó que: “en ocasiones, existen uno o dos animales de cada estudio que no comen en exceso”. Este equipo está investigando los posibles factores genéticos implicados, con la esperanza de aplicar los resultados en la prevención del sobrepeso, hoy considerado una alarmante epidemia que en los Estados Unidos afecta ya al 68 % de la población.
Fuentes saludables de lípidos y minerales:
  • Aceite de oliva.
  • Aceite de girasol.
  • Aceite de chía.
  • Aceite de lino.
  • Aceite de soja.
  • Nueces.
  • Almendras.
  • Castañas.
  • “Leches” vegetales (almendras, nueces, avena, soja).
  • Tofu.
  • Palta.
  • Semillas de sésamo.
Fuentes NO recomendadas de lípidos y minerales:
  • Manteca.
  • Leche de vaca.
  • Yogurt.
  • Quesos.
  • Embutidos.
  • Grasas de todos los tipos de carnes.
Lo que comemos puede actuar como nuestro remedio, o nuestro veneno.
Esto dependerá del uso (o abuso) que hagamos de cada sustancia, y de la fuente de donde provenga.
Porque tu alimento puede ser tu medicina…
Salud para todos los seres!
Dr. Esteban Andrejuk

Licencia de Creative Commons
Nutricionales Medicinales by Dr. Esteban Andrejuk is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://nutricionalesmedicinales.wordpress.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://nutricionalesmedicinales.wordpress.com/dr-esteban-andrejuk/.

AVISO IMPORTANTE

“El material que aquí se presenta es exclusivamente de carácter informativo y no tiene la intención de diagnosticar ni tratar ninguna enfermedad. El autor no se responsabiliza por el uso indebido de la información que se brinda en este sitio. En caso de duda recomendamos dirigirse directamente al autor o a otro facultativo de confianza con experiencia en el área de salud y nutrición.”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s